Pon una (o varias) Feria del Libro en tu vida - Menudo Castillo

Últimas Noticias

miércoles, 14 de julio de 2021

Pon una (o varias) Feria del Libro en tu vida


Espacios en los que hacerse más lectores


Hay una cosa que me sorprende muchas veces al recorrer con la radio centros educativos y es la cantidad de niños y de niñas que nunca han visitado una Feria del Libro en toda su vida. A veces ni los más lectores de la clase saben de qué les estoy hablando cuando menciono esta fiesta literaria que todo pueblo y ciudad debería tener. Es algo que me preocupa, porque todos conocen muy bien programas de televisión de los que los niños deberían estar alejados, asuntos que pasan al otro lado del mundo o la última moda de baile, pero ¡no saben qué es una feria del libro! Este curso pasado, sin ir más lejos, he tenido muchos momentos de mirada horrorizada al saber que al menos un 70% (cálculo aproximado y de cabeza, ojo) de las niñas y niños que me he encontrado en centros educativos no habían estado nunca en una feria del libro, pero es que ¡ni siquiera habían visitado las bibliotecas de sus pueblos!


Y eso también es preocupante, ¿no os parece? Aunque lo de las bibliotecas podemos dejarlo para otra entrada y otro momento...


Una Feria del Libro, al menos una bien montada (que hay de todo) no deja de ser una fiesta para poner de largo lo mejor que un municipio o una institución puede ofrecer literariamente. Allí se puede uno topar con sus escritores favoritos, conocer personajes, sentir de cerca la magia de las letras, realizar talleres, hacerse fotografías, escuchar cuentos, abrir ventanas a otros mundos, jugar... en definitiva, descubrir que la literatura es mucho más que eso que nos obligan a conocer en clase y que, por tanto, es algo de lo que renegar si es posible (me he encontrado con chavales que se vanaglorian de no leer un libro jamás y que son coreados por el resto de su clase. Aunque -esto no se lo digáis, no vayáis a fastidiar su reputación- si hablamos de colegios de primaria, todos leen. Todos).

Sí, una buena feria del libro es mucho más que un mercadillo de libros (que es como lo ven muchas personas). La literatura, además de arte, es un negocio y que este negocio pueda salir a la calle a ofrecerse en una fiesta me parece fundamental, pero es que es un negocio que nos puede dar a todos muchas alegrías y que necesita de la visita de lectores ávidos de nuevas historias, de nuevos encuentros, de nuevos títulos y personajes.



Una actividad cultural y social para vivir en familia o con toda tu clase


Sobre todo, una buena feria del libro es una fiesta. Si hablamos de Literatura Infantil y Juvenil, si hablamos de niños y de niñas, conseguir esa relación entre los escritores y los lectores es algo que pondrá en marcha unos mecanismos que en un porcentaje muy elevado lograría que aún se leyese más, porque se haría con cariño, con la pasión y entrega con la que solo los más pequeños son capaces de entregarse a algo que les emociona.
 

Para eso también necesitamos que cada entidad o ayuntamiento que convoca una feria del libro lo haga con las ideas claras y un presupuesto acorde a lo que quiere ofrecer, que contrate a buenos profesionales y que no se limite a dejar que se pongan unos puestos repletos de libros. Por muy buenos y atractivos que sean esos puestos, por sí solos poco pueden hacer. Hay tantas cosas que ofrecer en una feria del libro para conseguir que sea atractiva: recitales, narración oral, entrevistas, encuentros, coloquios, manualidades, dramatizaciones, concursos... la lista es infinita. Solo hay que usar la imaginación, trabajar con acierto y contar con un presupuesto acertado para realizar una programación que convierta esa feria en una fecha inolvidable, para atraer vecinos y visitantes a la localidad, para que el negocio y la fiesta vayan más allá de los libros en sí y se extiendan más allá de los límites de la feria propuesta.


Un niño que visita una buena feria del libro de pequeño, que tiene la tradición de hacerlo, será un lector apasionado y continuará la tradición con sus propios niños cuando le toque coger el testigo.


Hay ferias del libro de toda clase y condición, por supuesto. Las hay enormes como la Feria del Libro de Madrid o mucho más pequeñas, como las que se pueden encontrar en municipios pequeños. No hace falta que una feria sea muy grande para que sea una maravilla, solo se necesita una programación adecuada y una visión acertada de lo que es una feria del libro.

Por cierto, consejo gratuito (de esos que nunca se piden, pero se dan) a profes, maestros y maestras, este curso las excursiones van a estar de nuevo complicadas, seguro que habéis diseñado toda una suerte de lecturas diversas para el año que está por venir... pues bien, una excursión segura y que puede apoyar vuestra labor en el fomento de la lectura podría ser la de visitar una buena feria del libro al aire libre con vuestros alumnos. Si a eso le sumáis que los niños y niñas de vuestra clase conozcan a un autor en esa feria y compren uno de sus libros en una de las librerías que expongan ¡habréis acertado! Habrá muy pocos de vuestros peques que no deseen leer ese libro, seguro.


Y para despedir esta entrada, si eres padre o madre y te encuentras en el porcentaje de los que nunca llevan a sus hijos a una feria del libro, por favor (y esta es una petición para la que me pongo de rodillas), ¡llévales a alguna lo antes posible! Seguro que te sorprendes (para bien, además).


2 comentarios:

  1. También ánimo a visitar alguna feria del libro.Los peques disfrutan de muchas actividades,de los puestos,de los escritores,ilustradores y el aire libre.Enhorabuena Javier por la página está muy chula 👍💪

    ResponderEliminar


Escúchanos en el 107.5, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com



Pages