Autores vs Ilustradores, la eterna batalla - Menudo Castillo

Últimas Noticias

miércoles, 28 de julio de 2021

Autores vs Ilustradores, la eterna batalla


Porque los ilustradores (e ilustradoras) son mucho más que personas que añaden dibujitos a los textos

Partamos de una base, el título está puesto a mala leche para que todos los ilustradores entren a puñados a reivindicar su papel y a decir que ellos también son autores. Pues bien, sí, es verdad, de hecho habéis caído en una pequeña trampa (supongo que muchos no, claro), porque lo que quiero es precisamente eso, dejar alto y claro (o negro sobre blanco, así uso una coletilla literaria tal y como Gonzalo Moure me ha dicho que no hay que hacer) que los ilustradores son autores, eso es, tan autores como el que más. Así que, que nadie busque en este texto ni en este blog una pelea entre escritores e ilustradores (seguro que muchos ya estabais preparando la guerra), sino todo lo contrario. Aquí todos somos autores y el título quiere hacer alusión a ello, nada más.

Una vez dicho esto, empiezo antes de liarme más, que soy de liarme. Tampoco es que os tenga que contar mucho ¿no? Los ilustradores son autores, punto, no hay más que decir. Y su trabajo es tan formidable como el de cualquier otro creador de una historia, ya sea por escrito en papel, de manera oral o a través de cualquier otra fórmula.

No siempre los ilustradores son autores, eso también es verdad. A veces se suman a una historia, la hacen crecer, mejorar, juegan a darle mil y una vueltas, la llenan de detalles y la convierten en algo mucho más rico y mágico que lo que cualquier escritor habría soñado. Ahí, en ese momento, son tan creadores y autores como ese escritor al que han decidido acompañar o se han encontrado por el camino, porque han cogido una historia y han plasmado su propia versión de los hechos, han jugado a contradecirla a veces, a llevarla más allá, a dotarla de una vida extra que antes no tenía. Ahí tenemos a los grandes autores, juntos, en una melodía arcana que llena un libro de la mejor de las riquezas. 

En el mundo de la literatura infantil y juvenil tenemos muchos casos de esos genios reunidos en una sola historia, ¿verdad? Podríamos dar muchos nombres, pero como corremos el riesgo de olvidarnos de muchos de ellos, preferimos que seas tú, querido lector, quien ponga esos nombres en esta lectura y que, quizás, contribuyas a enriquecer este propio texto con tus propias ideas y tus propios recuerdos.

Otro caso de ese ilustrador autor es cuando es el creador total de una historia, cada vez son más los ilustradores que nos regalan su universo personal en forma de creaciones repletas de unidad entre lo que dice el texto y lo que cuentan las imágenes... o incluso en las que no hay o apenas hay texto que leer, sino que todo se puede encontrar y descubrir en el dibujo... o incluso en su ausencia.

Para ser autor da lo mismo la "calidad" de las ilustraciones o de las historias, basta con estar creando algo nuevo, con estar ofreciendo un universo que va más allá de lo que te han dicho, de lo que otros te han contado. Con abrir ventanas nuevas desde las que mirar el mundo, por eso es tan difícil describir la palabra autor y por eso hay muchas veces en las que la utilizamos mal.

Pero os decía antes que no todos los ilustradores son autores o, mejor dicho, que no todo el que hace ilustración puede considerarse autor. No es algo que tenga que ver con el número de ilustraciones, con el trabajo que haya dado cada una de ellas, con su profesionalidad o con la capacidad para realizar dibujos más o menos vistosos, no, es algo mucho menos definible y complicado de expresar... pero al igual que pasa a veces con quien dice escribir poesía o con quien pretende crear una buena historia, no todos los dibujantes son buenos ilustradores y no todos los ilustradores son buenos autores o autores, simplemente. 

Al igual que hay textos que no te dicen nada y que no despiertan en el lector ningún sentimiento, al igual que hay versos que dicen serlo pero no son más que palabras sueltas o hay personas con muchas ínfulas y locuacidades pero sin nada nuevo que decir, también es posible encontrar dibujos en algunos libros que no son ilustraciones, sino meros dibujos, nada más. A veces son muy bonitos, preciosos incluso, pero dicen tan poco y están tan apegados a lo que otro ya ha contado antes, que difícilmente se puede considerar ilustración y por tanto, está bastante lejos de ser una autoría, sino más bien una simple traslación.

Y no todo lo que traslada literalmente un texto a una imagen deja de ser automáticamente la fantástica ilustración de un creador, pero a veces dice más una imagen sencilla repleta de sentido que una imagen muy detallista pero sin nada que decir.

Aquí, como hacía antes en el momento de pensar en ilustradores, te dejo que te des una vuelta por tus propios recuerdos literarios. ¿Te has encontrado con libros así, repletos de dibujos pero no de ilustraciones? ¿Verdad que sí?

En Menudo Castillo tenemos mucho respeto a los ilustradores, nos encantan y estamos convencidos, son Autores, con mayúsculas. Les queremos mucho además, pero no, todo el que dibuja no es autor, como no todo el que escribe es escritor, porque ambas palabras, que podrían intercambiar su lugar por la primera de este artículo. Autor, no valen para todo el mundo, solo para aquellos que se ganan el derecho a disfrutarla cuando uno piensa en ellos.

Por cierto, que la RAE dice que sí, que todo el que crea algo es su autor, pero nosotros aquí no estamos hablando de autores, seguro que lo entendéis, estamos hablando de Autores y eso, amigos, es algo mucho más grande.

Como siempre, esperamos vuestras aportaciones y comentarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.5, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com



Pages