Begoña Bueno y Carmen Dutrús nos hablan de ¡Tengo hipo!


Una divertidísima historia 
acumulativa publicada por Narval

Nos encanta tener sitio para nuestros libros y para todos los autores, aunque no siempre es posible, claro. En esta ocasión no encontrábamos hueco para entrevistar a las geniales Carmen Dutrús y Begoña bueno por haber ilustrado y escrito ¡Tengo hipo! Lo nuevo de la Editorial Narval. Así que nuestros peques escribieron las preguntas, se las enviamos a las autoras y aquí tenéis el resultado.


Begoña Bueno (la escritora)

¿De verdad el hipo es tan contagioso como nos contáis?

En este caso sí, pero no siempre se contagia tanto aunque a veces en mi casa he tenido un par de mis hijos a la vez con hipo.

¿Cómo se te ocurrió esta historia llena de hipos?

Porque quería hacer una historia con sonidos. Como ya hay libros acumulativos con instrumentos, después de mucho pensar se me ocurrió jugar con el hipo.

Tú que sabes mucho de medicinas, ¿hay algo de verdad que quite el hipo?

Pues sí que hay, pero son tratamientos solo para hipo persistente, ya que hay enfermedades que causan hipo continuo y al final es muy incómodo. De manera habitual para mí lo mejor es beber diez tragos de agua chiquititos sin respirar.

Un álbum repleto de risas, onomatopeyas, juegos de palabras, rimas… ¿querías jugar con una historia que, sobre todo, fuese muy divertida?

Sí, esa es la idea. Hacer libros que diviertan a los niños y ayuden a que amen los libros. Quería que además pudieran interaccionar y para los más peques que aprendieran los sonidos de los animales.

¿Los libros que también pueden leer los niños tienen que ser, sobre todo, divertidos?

Todo depende de lo que quiera el niño en ese momento. Hay veces que solo quieren leer libros divertidos, y otras veces pueden querer leer algo de intriga, o tierno, o que les haga sentirse mejor en ese momento. Para mí son como los adultos, alguna vez queremos solo leer para no pensar y divertirnos, y otras veces queremos leer algo más profundo que nos haga sentirnos mejor en ese momento. Igualmente en los niños me encanta crear risas. Lo más importante es que los niños puedan elegir el cuento que quieran leer y que les incentive.

Los nombres son muy divertidos, ¿cómo fueron llegando al cuento?

Pues con la rima del animal que iba metiendo a la historia. Me gustaba la rima y me gustaba el sonido, y lo dejaba.

¿Por qué cinco animales y un niño?

Pues quería empezar con un niño, y luego quería nombrar el distinto sonido de varios animales que tengan distinta forma de "hablar": maullar, aullar, mugir... 

¿Fue una historia difícil de escribir?

Escribirla como tal, no. Me costó decidirme por la historia. Como comenté quería meter sonidos y tarde en llegar a la idea del hipo. Una vez que llegué al hipo, la historia fue sola, aunque sí tuve que trabajar muchísimo el texto para que todas las rimas quedaran bien. Es de los textos que más he revisado y modificado para que el texto fluyera. El editor también me estuvo ayudando bastante para que todo quedara bien.

¿Has contado ya este libro a niños? ¿Cómo ha sido?

Pues solo lo conté en la clase de mis hijos. Suelo contarlo en sus clases para ver si funciona y que es lo que más les gusta a los niños. Si veo que algo no entienden entonces modifico esa parte de la historia. 

Me encanta la parte en la que llegan a casa de Don Mirlo porque todos están a la expectativa. 

Igualmente por desgracia no lo he podido contar en muchos sitios, pero espero poder hacerlo pronto.

¿Tienes más libros? ¿Nos lo recomiendas?

Hace poco acabé un Verkami de un libro muy divertido que se llama "Estoy harto de ser el malo". Estará en Mayo en las librerías. Ahora mismo también se puede conseguir Visibles, un libro que tengo con otras diez autoras que trata el tema de la diversidad. Mi historia habla sobre los estereotipos y la discapacidad. 

También escribo en la revista Pantera, que es para niños de 8-12 años y es para enseñarles más sobre nuestro planeta, la naturaleza, los animales...

¿Por qué te gusta tanto escribir?

Porque siempre me ha encantado leer, y me apetecía que otros pudieran disfrutar con lo que yo pueda crear también. Porque me encanta crear otros mundos y jugar con las palabras.

¿Tenéis pensado hacer algún proyecto más juntas?

Pues no tenemos ahora nada planeado, cada proyecto a su tiempo. Pero yo estaría encantada de volver a trabajar con Carmen. Y con Narval también. 🙂


Carmen Dutrús (la ilustradora)

¿Cómo ha sido ilustrar este libro? ¿Cómo te lo has pasado con El niño del Quinto y sus amigos?

Ilustrar este libro ha sido una pasada, es una historia divertida, amena e ingeniosa, que, enseguida me atrapó. Lo he pasado genial con el niño del quinto, y su fabuloso viaje, en el que arrastra a muchos detrás de él ayudándolos y sintiéndose ayudado por ellos.

¿Ha sido difícil ilustrarlo?

¿Difícil? difícil no. 

Por supuesto ha llevado mucho trabajo, muchas horas de decidir cómo es cada personaje, cada situación, pero siempre resulta más fácil cuando detrás hay una buena historia.

¿Qué materiales has utilizado para ilustrar?

He utilizado mi iPad y luego me he ayudado de mi ordenador, para la composición final y algunos pequeños detalles.

Cada historia “pide” unos materiales, Esta historia tan divertida, requería el medio digital, que, además, permite manejar mejor cada etapa de la ilustración.

¿En qué otros libros podemos ver tus dibujos?

Aunque llevo unos cuantos años ilustrando solo tengo un libro más editado que se llama “Lo que tú digas querido Dios” el texto es de Len Mayer-Skumanz, editado por Edelvives. 

Por eso estoy tan agradecida a NARVAL por haber apostado por mí en un momento tan difícil. Una vez más muchas gracias.

¿Prefieres dibujar a personas o a animales?

Hace meses, antes de que empezara con “¡Tengo hipo!” te hubiera dicho que indudablemente personas porque me parecía más fácil otorgarles una cierta personalidad. “¡Tengo hipo!” ha sido todo un reto maravilloso, Ahora pienso que los animales son mucho más agradecidos para dejar volar tu imaginación: puedes hacer un lobo con un montón de globos atados a su cola que vuela por los aires.

¿Qué te gusta que digan tus ilustraciones?

Me gusta que hagan sonreír, o llorar si hace falta. Creo que no es solo cosa mía cuando digo que las ilustraciones anhelan transmitir emociones.

¿Te apetecería trabajar de nuevo con Begoña?

Por supuesto que me encantaría volver a trabajar con ella, su historia me cautivó desde el minuto uno, y creo que tiene mucho que contar. Además, ha sido muy fácil, ha confiado desde el primer momento en mi creatividad. Tanto con ella, como desde Narval ha habido una total confianza. Cuando hay armonía entre todos se nota en el resultado final.

¿Disfrutas más con los libros de lo que lo hacías con los muebles?

Ser decoradora y diseñar muebles es algo que me llenó en su momento y me sigue llenando, pero no tanto como la ilustración. La ilustración es mi modo de expresión, mi forma de contar lo que tengo que contar.

Carmen, ¿hay que salirse de las líneas al dibujar?

POR SUPUESTO QUE SÍ, de vez en cuando hay que saltarse las normas, la creatividad te pide eso “haz lo que quieras, anímate a salirte de las líneas” yo creo que los niños necesitan poder hacerlo. La manera de saber que uno mismo es capaz de hacer algo increíble y diferente es en esos momentos.

Pero es cierto que, para dibujar, para ilustrar, también hace falta una cierta disciplina hay que saber que, trabajar es lo que hace que alcances tus metas, porque la creatividad no surge de la nada. Como decía Picasso “que la inspiración me pille trabajando”.

¿A quién le recomiendas acercarse a este libro?

Se lo recomiendo a todo el que quiera divertirse, a todo el que quiera pasar un buen raro. En estos tiempos de encierro, con un poco de imaginación la vida puede ser muy divertida.


About Javier Fernández Jiménez

0 radiolecturas:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com