Jack, un superviviente en Navas del Rey

Jack, un joven polluelo de cernícalo primilla

El de la foto es Jack, es un cernícalo primilla. Apenas es un polluelo pero ya empieza a crecer y a enseñar lo bonito que va a ser cuando sea mayor. 

Esta pequeña ave rapaz fue uno de los polluelos enviados al primillar de Navas del Rey hace unas semanas para continuar procurando la repoblación en la Comunidad de Madrid de esta especie amenazada y casi extinta en la región.

Vista del primillar por dentro
Tuvo mala suerte, un palito, tan delgado que podría haberse roto sin apenas hacer fuerza, se quedó enganchado en la anilla de su pata izquierda y un mal movimiento hizo que fuese su pata la que se rompiese. Isaac Navarro, director de Kuna Ibérica y biólogo del centro fue quien lo encontró con la garra seca y casi amputada y se lo llevó a la zona de cría de Kuna Ibérica para curarlo. Desde entonces crece allí y se fortalece, convirtiéndose poco a poco en un ejemplar joven y lustroso que ayudará a que muchos visitantes vean y conozcan mucho mejor esta especie animal.

Jack ha tenido muy mala suerte, no podrá ser reintroducido en la naturaleza como pasará con el resto de los polluelos que ahora mismo crecen en el primillar de Navas del Rey, pero estamos seguros de que se convertirá en uno de los habitantes más visitados y fotografiados del centro de fauna del municipio, un rincón para animales que ya no pueden vivir en libertad por algún tipo de problema físico o de cualquier otra índole.

Tres polluelos en su nido del primillar de Navas del Rey

Isaac Navarro, con quien tuvimos la oportunidad de hablar hace unos días, se lamentaba al encontrar al polluelo en ese estado y se quejaba de la falta de recursos existentes para el mantenimiento diario del primillar, que fue inaugurado con mucho boato hace unos años y que se integra dentro de un plan de recuperación animal que pretendía repoblar la Comunidad de Madrid con cernícalo primilla a través de la técnica de Hacking, que consiste en ir reintroduciendo a los animales poco a poco en su espacio natural tras haberlos criado en cautividad.

Uno de los graves problemas a los que se enfrenta esta especie es la ausencia de rincones en los que anidar y reproducirse, por eso surgió la idea de edificar y acondicionar construcciones que recreasen de forma artificial sus lugares favoritos de anidamiento.

Jack en el momento de aparecer herido

Este año, Navas del Rey ha acogido a una veintena de polluelos de cernícalo primilla, a los que cuida y alimenta para que crezcan y sigan fortaleciendo la población madrileña de esta especie tan bonita de ver en la naturaleza, pero la falta de recursos y de ayudas hace peligrar un proyecto alucinante que podría ser la última esperanza de un ave que siempre ha sobrevolado nuestros pueblos, bosques y dehesas.

Cuando hayan crecido y empiece a hacer frío los cernícalos volarán a África, a lugares más cálidos y apacibles en los que pasar el invierno, esperemos que dentro de unos meses muchos de estos polluelos regresen a su casa de Navas del Rey y que Jack pueda ver de nuevo a sus compañeros de primillar.

About Javier Fernández Jiménez

1 radiolecturas:

  1. Que labor mas bonita hacen pero faltan muchos recursos para esta labor, esperemos que regulen eso y se den mas ayudas a centros de recuperacion

    ResponderEliminar


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com