En busca de la Piedra Chalks


Hace mucho tiempo, sobre el Siglo I d.C., se impuso el reto más difícil de la historia de los elfos: conseguir la Piedra Chalks, una aleación de todos los materiales del mundo. El encargado de esta tarea fue Floki. Necesitaban esa piedra rápido porque su rey estaba enfermo.

Floki, armado con su espada de gnomo, su escudo de duende y su valor (mucho valor) partió hacia la ciudad en busca de un poni, pues tenía que cruzar la Llanura de los gnomos, pero se topó en una posada con el poderoso y malvado rey Carlos III, el cual le quitó una parte de su magia.

Después de luchar y huir de un ejército, cruzó la frontera con Gnomolandia. Allí se tuvo que disfrazar poniéndose un cono de helado pintado de rojo en la cabeza y la crin de su poni como barba postiza, pues el uso de espadas estaba prohibido en Gnomolandia y además, no tenía ganas de discutir o pelear con los gnomos.

Finalmente, tras muchos días y aventuras, llegó a las minas de Trostov, en la que se encuentran los únicos ejemplares de Piedra Chalks la piedra más mágica de todas las piedras. Pero Floki se llevó una enorme sorpresa cuando vio que el rey Carlos III estaba llevándoselas todas. Con ellas quería conseguir la eterna juventud.

Floki tuvo tal ataque de ira que, de un salto, alcanzó el máximo de su poder élfico. Con toda la fuerza del Fin del Cosmos cayó en picado de tal forma que destruyó toda la ciudad, incluido el terrible rey. Cuando el rey murió, la magia regresó a su cuerpo.

Después cogió una piedra y se fue a los Montes de Karkatov para coger la p-501 (p de portal) y salir a la p-30 volviendo al poblado elfo, salvando a su propio rey y devolviendo la paz al reino.


Íker Flores
12 años - Valdemaqueda

About Javier Fernández Jiménez

0 radiolecturas:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com