La radio y la literatura infantil, dos grandes amigas III

La radio y el colegio también se llevan muy bien

La radio en el colegio

Si acordamos la literatura infantil y la radio se llevan de maravilla, que casan a la perfección entre sí, que son dos herramientas impresionantes para conocer el mundo y que una de sus misiones (además de la de divertir) es la de educar, ¿cómo no íbamos a proponer que fuesen de la mano en el colegio? No será ni la primera ni la última vez que nos encontremos con profesores preocupados por la falta de motivación de sus alumnos a la hora de leer, por la lejanía que algunos de los niños y niñas de su clase hacia la lectura y por lo que les cuesta a muchos de los pequeños leer las "lecturas recomendadas" en clase. No vamos a entrar ahora en el tema de las obligaciones, las reseñas, las fichas de lectura... quizás eso sería para otra entrada, pero sí que podemos afirmar desde Menudo Castillo que la radio escolar, si se utiliza correctamente, ayuda al disfrute de la lectura (y a muchas cosas más).

Unir literatura infantil y radio es siempre un acierto.

Cuando haces radio te haces partícipe de un proyecto colectivo que va mucho más allá de ti mismo, te motiva, te empuja y te convierte en parte activa de un grupo que trabaja por lograr un mismo objetivo. Además de las competencias que adquieres casi si darte cuenta de ello (mejora de la expresión oral, respeto del turno de palabra, trabajo en equipo, capacidad de improvisación...), bien dirigida, la radio puede ser un elemento único en el fomento de la lectura: trabajando con ella y desde ella para hacer nuestros programas radiofónicos, añadiendo temáticas y debates literarios, recomendaciones desde el micrófono y muchas fórmulas más que solo dependerían de la creatividad, conocimiento y empuje de los responsables del proyecto. 

El pequeño estudio portátil del colegio Suárez Somonte de Cenicientos
Queremos que nuestros niños y niñas lean, que lo hagan mucho y que disfruten haciéndolo. Desde el programa de radio infantil Menudo Castillo  partimos de una base: en España los niños sí que leen, ¡y mucho! Pero nos planteamos qué pasa cuando esos mismos niños van creciendo y en muchas ocasiones abandonan la lectura por disfrute. ¿Cómo lo hacemos o cómo pretendemos hacerlo? Haciendo que la literatura (en este caso la literatura infantil) se convierta en un elemento de disfrute más de su día a día. Hacemos que lean libros de reciente publicación, les hacemos tener curiosidad por los clásicos o los libros que forman parte de la historia de la literatura infantil, conseguimos que conozcan a los autores y curioseen sobre aquellos creadores que están leyendo o van a creer y, en definitiva, les adentramos en la actualidad literaria y cultural. Y estamos hablando de literatura como un elemento más.

Y es que la radio escolar nos permite crear contenidos, conseguir que nuestros alumnos y alumnas estén al tanto de la actualidad de sus colegios y de sus municipios, que ellos mismos generen las secciones y temas que quieran contar en los micrófonos, que se organicen bien en grupo para contarnos sus proyectos, que conozcan la tecnología y aprendan a utilizarla correctamente... y podemos hacer pequeños podcast-proyectos en los que nos cuenten un tema en concreto o generar auténticos programas que puedan llegar al público que hay en su centro educativo, pero también mucho más lejos. De esta forma los centros ofrecen una herramienta más para trabajar la educación que imparten y el modo en el que lo hacen.

Tres ejemplos de radio escolar participativa y completa, en la que todas las alumnas y todos los alumnos del centro educativo participan y contribuyen podrían ser los programas "La pizarra del Nuestra Señora de la Concepción" (Colegio SEI Nuestra Señora de la Concepción de Navalcarnero), "Haber Estudiao" (Colegio Público Suárez Somonte de Cenicientos) y "El micrófono del cole" (Colegio Público Isabel la Católica de Navas del Rey). Estos tres proyectos trabajan toda la educación primaria (y se adentran de tanto en tanto en la infantil), se apoyan en el fomento de la lectura y consiguen aumentar el gusto por leer, el conocimiento de temas concretos y convierten su funcionamiento en algo que va más allá de un taller o un divertimento, es un elemento educativo de primer orden que los alumnos acogen con ilusión y con muchísimas ganas. De hecho, algunos de estos centros también trabajan la secundaria y aprovechan la radio para reforzar normas escolares, debatir actualidad o afianzar conocimientos.

El estudio viajero de Menudo Castillo siempre es un acierto en colegios
La radio escolar pues se convierte en un elemento más del aprendizaje y cuando se combina con la literatura infantil puede dar resultados increíbles. Durante el curso 2018/2019 en Navas del Rey se planteó un nuevo plan lector, que huía de los clásicos y se adentraba en lecturas actuales, muchas de ellas de lectores madrileños, ¿el resultado? Los niños, en su inmensa mayoría, disfrutaron mucho de la experiencia y gozaron de la visita al centro educativo de 7 de esos autores durante una jornada de literatura infantil y radio inolvidable.

Curiosidad, trabajo, diversión y aprendizaje. Quizás podríamos añadir estas características tanto a la literatura infantil como a la radio. Si las combinamos en nuestros centros educativos tendremos una herramienta realmente imparable.

Haz radio en tu cole, buena radio. Tus alumnos (y tú mismo) lo agradecerán.

Una radio escolar ayuda a fomentar el trabajo en grupo


About Javier Fernández Jiménez

0 radiolecturas:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com