El buen Lobito... para que tengas cuidado con los malos aunque parezcan simpáticos


Nadie Shireen
traducción de Cristina González

A partir de 3 años


Para ser un lobo de verdad:

1. Hay que aullarle a la luna.
2. Hay que derribar casas a soplidos.
3. Hay que comerse a la gente.

Al Buen Lobito le encanta preparar postres riquísimos, siempre se acaba tooooda la verdura del plato y es encantador con todos sus amigos. ¡Es un lobito muy BUENO! Pero se supone que los lobos de verdad no son buenos, sino MALOS, muy MALOS ¿Descubrirá el Buen Lobito en este cuento que hay que tener mucho cuidado con los lobos MALOS?

¡Una divertida historia con una gran sorpresa final que dejará a los lectores con la boca abierta!


Porque los lobos MALOS
están ahí y hay que saberlo

Me avisaron de que este libro me dejaría con la boca abierta y que es un libro que maravilla y sorprende por igual a los niños y a las niñas que lo leen, porque es divertido y se sonríe mucho mientras se cuenta, pero al terminar... bueno, no se sonríe tanto (a no ser que seas tan malo como el libro MALO), entonces sí reirás satisfecho y feliz.

Tanto la ilustración como el texto te permiten jugar mucho, narrar en voz alta, recordar otros cuentos que ya has contado o escuchado antes y sospechar qué puede pasar a continuación. No creo que nadie, salvo la autora, sea capaz de imaginar un final como el que nos encontramos, pero antes de llegar hasta allí tenemos todo un paseo a través de los cerditos, la abuelita, Caperucita y otras ideas que te llevan de aquí para allá a través del mundo de los cuentos tradicionales. Espectacular el cambio que ofrece el lobo MALO y su temible presencia en contra de lo que nos deja ver el lobito bueno.

Me ha gustado mucho esta lectura (no apta para padres, madres o tutores que se asusten con facilidad o que piensen que todo tiene que acabar con unas pobres perdices sacrificadas y en salsa o a la plancha), por eso he experimentado con ella y, tengo que reconocer que he conseguido una buena atención durante toda la historia y palabras de felicitación y alegría después... pero he tenido que explicar que el lobo MALO hacía lo que hace al final y, aunque no ha provocado que el cuento sea menos bueno o haya gustado menos, sí que ha hecho que la percepción haya cambiado un poco.

Porque parece (y es) una historia muy divertida, pero deja varios puntos de reflexión muy interesantes. La personalidad propia, la presencia del mal, no fiarse de los desconocidos... 

A mí me ha gustado. Seguiré experimentando.


About Javier Fernández Jiménez

0 radiolecturas:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com