Algo más que un juego - Un cuento de fútbol

En tiempos de la colonización, en el año 1492 (América) había una tribu llamada Otalla, era pequeña, de unos treinta habitantes. Había gente de todas las edades, niños, adultos, ancianos…Esta tribu se caracterizaba por pintarse unas extrañas líneas verticales que  les cubrían el cuerpo desde el cuello hasta la cintura. Las llevaban para hacer una especie de ofrenda a su único dios, Sota.

Esos tiempos eran difíciles para esta pequeña tribu ya que estaba enfrentada con otra mucho más grande que ella, los Palet. Estos eran más fuertes y agresivos que aquellos y no creían en ningún dios. Su líder era poderoso y fuerte.

Al estar en tiempos de la colonización, las embarcaciones de Colón llegaron y arrasaron todo a su paso. Los Palet eran fuertes, pero no tenían nada que hacer contra los nuevos habitantes; en cambio, los Otalla tenían muy bien protegida su tribu y, por tanto, los supervivientes de los Palet no tuvieron otra elección que acudir a los Otalla. 

Los líderes de las dos tribus pensaron durante toda la noche en algo que hacer para que los colonizadores les dejasen en paz, ya que luchar no serviría de nada. A la mañana siguiente, el líder de los Otalla tuvo una idea: Su idea consistía en retar a los colonizadores a jugar a un sencillo juego. Este consistía en que dos equipos tenían que intentar meter un “balón” (piel de oveja con aire en su interior) en la reja del equipo contrario. El juego era sencillo pero, como querían ganar fuese como fuese, el balón sólo se podría tocar con los pies.

El partido fue intenso y empezaron ganando las dos tribus indígenas, pero, tras el descanso y al final del partido, ganaron los colonizadores. Estos viendo el esfuerzo que habían hecho las tribus, les dejaron en paz con la condición de que les dejaran llevar el juego a su tierra y algunos alimentos  nuevos como el cacao, la patata… Las tribus accederían si los colonizadores se comprometían a llevar las mismas líneas rojas verticales para seguir la tradición.

Desde entonces, los participantes de este juego suelen llevar camisetas con rayas de colores. Este juego se ha transmitido de generación en generación y se ha hecho famoso en todo el mundo. 


Helena Moyano
13 años
Colegio Legamar

About Javier Fernández Jiménez

0 radiolecturas:

Publicar un comentario


Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com