Conociendo los verdaderos superpoderes con "Dragon Boy"


Guido Sgardoli
ilustraciones de Enrico Macchiavello

A partir de 10 años

Esta es la historia de Max. De hecho, es mucho más que eso, es el diario de Max. Un diario que te sorprenderá y hará reír, pero con el que, además, descubrirás realmente que es el coraje. Uno se puede poner una capa y jugar a tener superpoderes, pero yo sé cuáles son los superpoderes de verdad: la amistad, la inteligencia, la imaginación, la diversidad. ¡Tú eres el superpoder!

Porque todos tenemos
superpoderes

Tengo que reconocer que me ha costado entrar en esta historia... no ha sido hasta la página 30 o 40 que me he sentido cómodo con la lectura y he empezado a conectar con Max, su protagonista, eso sí, una vez que lo he hecho... he vivido lo que Guido quería que viviese, la experiencia de querer desaparecer, los complejos, las dudas, el dolor de ser un verdadero cero a la izquierda... o de, al menos, suponer que lo eres. Y, quizá por eso, el final me ha resultado tan esperanzador y tan estupendo. Es cierto, os diré, que me parece un tanto edulcorado ese final, pero con lo mal que lo pasa el protagonista a lo largo de toda la historia, creo que se lo merece y no le quito ni una coma.

No me costó entrar en la lectura porque Max no me cayese bien desde el principio y no empatizase con él, qué va. Es que me encontré con otro libro del género Diarios... ya sabéis, tenemos el de Niki, el de Greg, los 75 consejos, el Diario de un Troll... o incluso La Guerra de 6ºA. Todos esos libros, cuando me he puesto a leerlos, me han parecido divertidos, extravagantes y molones, de verdad, pero no me apetecía toparme con otro libro más, con otro personaje más o menos divertido y ocurrente que me contase su historia en el cole y su "pringadez". A lo mejor no me apetecía en ese momento conocer a otro personaje estupendo que se siente un perdedor. Quizá fuera por eso. Pero tengo una máxima, si el libro me va llevando de la mano sigo adelante, siempre. Y continué leyendo y conociendo a Max, que no es un personaje más, que tiene algunos grises y que es alguien que está, por lo menos a priori, en desventaja frente al resto, pero de verdad. Y me topé con que los personajes que lo rodeaban se iban desvistiendo en varias capas y que había incluso un personaje superheroico que protagonizaba historias muy divertidas y... bueno, no os digo nada más de Dragon Boy, tendréis que descubrir vosotros mismos todo su juego.

El libro me ha gustado. He comprendido a Max, incluso he podido comprender a algunos de sus compañeros y por qué actúan como lo hacen (incluso los abusones tienen razón de ser) y, además, te deja con una sonrisa, con una buenísima sensación de boca y con ganas de mirar más allá de lo que se ve a simple vista cuando miras a alguien.

Pero lo mejor de este libro sin duda, es el fondo de lo que nos cuenta. Podríamos quedarnos con la historia del pobre de Max y lo mal que lo pasa, o de su familia, o con esos tebeos que hay en el interior de la lectura y de los que te quedas siempre con ganas de más, o con la minúscula investigación detectivesca... o incluso con la representación teatral de fin de curso... pero no, lo mejor, sin duda, es lo que nos quiere decir Guido con esta novela. Todos tenemos algo dentro, algo que nos hace ser útiles para los demás. Tenemos fuerza, tenemos pasión y tenemos mucho, muchísimo que aportar, todos nosotros. Para ser un superhéroe cotidiano solo hay que querer serlo. Y no es necesario ponerse mallas o antifaces, tampoco volar o tener una fuerza descomunal, qué va, solo hay que mirar dentro de nosotros, descubrir qué podemos hacer por los demás en el día a día. Y empezar a hacerlo, solo eso. Ser valientes, pero de verdad.

Voy a recomendar muchísimo esta novela. Es una historia que cala muy profundamente y nos invita a ser mejores personas. 

Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...