Con el calor que hace... "Vacaciones en Suecia"


Edith Unnerstad


Para su desesperación, Pelle, un niño de casi seis años, se ve obligado a pasar el verano con su abuela paterna en el sur de Suecia, mientras su madre se recupera de un accidente de coche. Pero nada más subirse al tren, su enfado empieza a disminuir. Las aventuras que vivirá en la granja, junto a su prima Kaja, le harán volver a sonreír y olvidar el miedo a que su madre no se recupere.


Porque irse a casa de la abuela
en el campo o en el pueblo
mola aquí y en Estocolmo

Estamos haciendo una serie de lecturas clásicas en Menudo Castillo, porque vienen muy bien para seguir forjando los pilares de nuestra fortaleza de letras y hacen que nos enteremos mucho mejor de por qué se escribe hoy lo que se escribe, además de permitirnos conocer autores, personajes y aventuras escritas hace muchísimos años, pero que están completamente vigentes y se pueden disfrutar más que bien (es lo que tienen los clásicos, claro). Y nuestra última incursión por el momento a estos títulos escritos hace un porrón de años (este se publicó en España por primera vez en 1960) ha sido un viaje en compañía de Pelle, un niño pequeño que se ve obligado a ir por circunstancias a casa de una abuela con la que no ha estado apenas (las distancias y la comunicación eran muy diferentes entonces). 

La pequeña odisea vital de Pelle nos permite conocer la vida en el campo en Suecia, cómo es una granja, cómo son las relaciones personales y algunas aventuras que nos llevarán a cuevas oscuras, pozas de agua bastante profundas e incluso a una mordedura de serpiente. De la mano de este niño de ciudad conoceremos a una pequeña agrupación de personajes entrañables y variopintos,  algunos con tintes profundos, conflictos personales y defectos.

La relajada vida en una granja, el trabajo diario, los problemas cotidianos a los que acostumbra el campo y una rebeldía que decrece hasta desaparecer desde el segundo capítulo, aunque Pelle seguirá siendo travieso hasta el final (como se demuestra al final del libro), hacen de este libro una lectura realmente recomendable para hacer en verano.


Este es un libro que huele a heno, a cachorro de gato, a pasteles horneados en casa y a cualquier cosa que os recuerde a vivir fuera de la ciudad. 


Es de fácil comprensión y puede ser muy relajante. Lo recomiendo para todos los que se quieren acercar a una literatura infantil más clásica o a todos los que quieran adentrarse en una historia sin fantasías y sin grandes aventuras, pero que puedan recordar a las vacaciones veraniegas de muchos de nosotros, sobre todo si estamos en una zona tranquila y campestre.

Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...