Sorprendido gratamente con "Cómo tener ideas" (aunque me esperaba algo bueno)


“Érase una vez una escritora que no sabía qué escribir. Tenía todo lo necesario para hacerlo: un ordenador, un enchufe que funcionaba, unas zapatillas cómodas y bastante tiempo. Pero ninguna de las ideas que tenía le parecía suficientemente entretenida”.

Así comienza esta loca y divertidísima historia de Sofía Rhei llena de sorpresas y personajes inesperados a los que da vida las ingeniosas ilustraciones de Marc Gras Cots.

Sofía Rhei
ilustraciones de Marc Gras


Porque hay que vivir 
para contar mejor

Os tengo que confesar un par de cosas. A ver, me he leído este libro porque es de mi amiga Sofía Rhei y porque lo publica Narval, que también son muy amigos y siempre publican historias con las que me lo paso muy bien. Ni el título ni la imagen de cubierta me llamaban para nada la atención, y muchas veces, uno se pierde muchas cosas por quedarse con la imagen de lo que se encuentra delante.

Y me encanta el haber cogido ayer este libro de la estantería de “pendientes”, una estantería cada vez más repleta y repleta. Me alegra haberme puesto con esta escritora con ganas de encontrar sobre qué escribir ante una hoja en blando y habérmelo pasado tan bien con esta lectura.

Una divertida lectura para ser mejores escritores y para pasarlo muy, muy bien entre sirenas, paquetes, gaviotas, chinchetas y cocodrilos blancos.

Para tener ideas y para contar historias, antes hay que haberlas vivido. No siempre, eso también es verdad (yo no he viajado nunca a Marte o a la Luna y he contado varias historias al respecto), pero si uno viaja, juega, disfruta, sonríe, conoce y disfruta… bueno, pues siempre es mucho más fácil podérselo hacer ver a los demás en una historia.

Tengo que confesaros otra cosa, al empezar la primera página de esta historia pensaba que me encontraba ante una pequeña gamberrada de Sofía, ante una de esas historias locas que te lo hacen pasar muy bien, pero muy poco más. Una serie de locuras extraídas de la mente siempre repleta de Sofía con las que me iba a reír, que ya está bien, pero poca cosa añadida.

Y tiene todo eso. Es una historia loca, divertida, extravagante, rara a más no poder, risueña y muy surrealista, pero que además cuenta muchas cosas de esas que no se cuentan por escrito, de las que se te quedan solas en la mente, de las que no se borran así como así. Porque, a lo tonto, Sofía nos habla de amistad, de compañerismo, de encuentros inesperados, de aventuras, de fiestas… y nos ofrece nueve consejos estupendos para ser un buen escritor.

¡Ah! Y os tengo que confesar una cosa más. Es cierto que la portada no me gustaba mucho (vamos, no me GUSTA aún, lo siento). Pero con las ilustraciones interiores de Marc Gras pasa algo muy distinto. Me ha recordado mucho al estilo de Quentin Blake y me han parecido estupendas, pero de verdad. Tan raras, frenéticas y alocadas como la narración de Sofía.

De haber sido un poco más gamberra (aún), habría podido pasar muy bien por una aventura al estilo Dahl, de verdad.

Os la recomiendo un montón, me lo he pasado bomba con ella.



Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...