Tipos con barba, monos y un pájaro gordinflón en "Los Cretinos", de Roald Dahl

Roald Dahl
Quentin Blake

El señor y la señora Cretino son dos odiosos personajes, tan malvados como mugrientos, que se dedican a hacerse la vida insoportable. Mantienen prisioneros a una simpática familia de monos, a los que tampoco dejan vivir en paz. Pero con la llegada del pájaro Gordinflón todo va a cambiar. ¿Recibirán los Cretino su merecido?

Los libros de Roald Dahl no te regalan toda la historia al principio, qué va, a veces es necesario llegar a las últimas páginas o al final de la historia incluso para enterarte de todo lo que ha pasado en las páginas que estás visitando. Por ejemplo, aquí nos habla de una familia de monos (lo pone en la sinopsis) y, sin embargo, los monos salen cuando ya llevamos buena parte del libro leído. Otro de los detalles que siempre (o casi) hay en el galés es eso de que los humanos, si se enfrentan con los animales, perderán, siempre. Somos menos inteligentes que los animales en los libros de Dahl, somos menos divertidos y, habitualmente, tenemos muy malas ideas que ellos se encargan de combatir y de intentar evitar.

Animales y niños son los aliados del lector en estas historias, casi siempre enfrentados a personas perversas y capaces de todo, personas a las que el autor no para de adjetivar para que conozcamos lo ruines y perversas que son, lo feas que se nos presentan. Aquí, en este libro que se lee en un par de ratos, nos encontramos con la familia Cretino, una pareja malcarada y horrible que esclaviza a unos pocos monos y come pastel de pájaros una vez a la semana, pájaros que consiguen con sus malas artes.

No se corta, nunca se corta. Roald Dahl es capaz de hacer que odiemos a algunos de sus personajes, que deseemos que les ocurran cosas terribles, que reciban su merecido. Una vez más escapa de lo políticamente correcto y actúa con toda la perversidad que cree que merecen sus crueles protagonistas, porque, y eso es otro asunto interesante, muchas veces los verdaderos protagonistas de las historias que leemos de este autor no son los héroes (o presuntos héroes), qué va, son los villanos, ¿no mola? Son los protas, aunque no queramos vernos en ellos y no nos gusten para nada.

Sonrisas, ingenio y las maldades que hagan falta, sin pasarse pero son pararse. Dahl en estado puro. Aquí, por lo menos, hay un muy buen motivo para que los Cretino acaben mal... que no siempre pasa con este autor.

Hay un justiciero en Roald Dahl, aprovecha sus títulos y sus personajes para contarnos qué está mal en su mundo y qué deberíamos corregir todos y cada uno de nosotros.

PD. Espero que no tuviese nada en contra de las barbas... aunque si leéis el principio de este libro, bueno, parece que algo sí que le disgustaban al hombre.


Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...