Con un hambre tremenda después de disfrutar de "El ladrón de croquetas"


Pedro Riera
Bea Tormo

Nunca olvidaré el día que descubrimos que había un ladrón de croquetas entre nosotros.

El problema con los ladrones de croquetas es que no son tan fáciles de reconocer como los vampiros o las momias. Y para cuando descubres lo que son, ya es tarde. ¡Tus croquetas están condenadas!

Un ladrón de croquetas no se conformará con robarte tus croquetas. Se las comerá delante de ti para causarte el mayor sufrimiento posible.

Para leer (dicen los de Anaya) a partir de los 8 años

Porque las croquetas...
¡son sagradas!

Puede que no haya una comida más favorita en el mundo entero que las croquetas de tu madre. No, las de la tuya no, las de la mía. O... bueno, venga, las favoritas de cada uno suelen ser las de su propia madre. Y algo pasa cuando hay croquetas recién hechas en una mesa, aunque no sean las de la madre de uno, van desapareciendo poco a poco, sin que nadie sepa cómo ni por qué. Como el anuncio ese del fuet que nadie se ha comido pero del que no queda ni el cordón. Pues lo mismo, pero da más rabia, porque cada croqueta es única, personal e intransferible y si desaparece... ya no aparecerá, ¡jamás!

Bueno, el protagonista de "El ladrón del croquetas" es un apasionado de este sublime alimento. Y... bueno, no le hace ascos a gastarse todos sus ahorros en una gigantesca bolsa de croquetas congeladas (no se lo digáis a ninguna madre, de verdad, que se enfadan, pero hay croquetas congeladas que están buenísimas. Después de freírlas, claro, no te las comas congeladas). Su hermano también es un apasionado comedor de croquetas, así que, en su casa, uno nunca puede estar tranquilo cuando hay croquetas sobre la mesa.

No quiero contaros nada más sobre el libro, sobre el argumento. Del libro sí que os voy a avisar: está escrito por Pedro Riera e ilustrado por Bea Tormo. ¿Y esto qué significa? Que es divertidísimo, tanto en su texto como en su dibujo. Se ha unido una pareja perfecta para hacernos sonreír y disfrutar de la lectura. ¿No te lo crees? Asómate a una de sus páginas, me da igual cualquiera (bueno, la 44 es especialmente divertida, aunque lo mismo, así, de sopetón, te asusta si no has seguido la historia), verás qué divertida es.

Un libro para leer con una continua sonrisa en los labios, contárselo a los demás y tener que dejárselo sí o sí, ya lo verás. ¡Ah! Y ten croquetas a punto, cuando termines de leer esta historia, ¡tendrás unas ganas tremendas de comerte una bandeja entera de croquetas! O, mejor aún, de quitárselas a alguien que tengas al lado sin que se dé cuenta.

Di-ver-ti-dí-si-mo. Palabra de comedor de croquetas aficionado.


Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...