"El Puñal de Barlovento"


Ante el timón, Baltasar Diente-pocho miraba el cielo con cara de pocos amigos. Con ese viento tan raquítico les iba a ser imposible llegar a la isla de la Buena Fortuna antes que su rival, Isaac Mataloros, que le había tomado la delantera al bordear el Cabo de las Tormentas. Baltasar iba con tanta prisa que incluso faltó a la tradición de horadar con un aro la oreja del único miembro de su tripulación que lograba la hazaña de bordearlo por primera vez en su vida, algo que a Calipso, la diosa de los piratas no le gustó demasiado.

El apacible cielo que tanto enfurecía al capitán del “Puñal de Barlovento” se oscureció en pocos segundos, un viento demasiado fuerte para las velas del navío empezó a zarandear a los marineros, que pugnaban por no caerse por la borda y aunque Baltasar se dio cuenta de su olvido e intentó cumplir con la promesa realizada a la diosa, ya era tarde…

Desde la orilla de un peñón olvidado, azotado por unas olas impresionantemente grandes y espumosas, Baltasar y todos sus tripulantes contemplaron azorados cómo “El Puñal de Barlovento” se hundía, tragado por las aguas del océano y por la furia de una diosa con la que había que tener mucho cuidado…


Alfredo, el grumete del recién hundido “Puñal de Barlovento” fue el primero en ver llegar aquella pequeña chalupa gobernada por una muchacha de apenas un par de años más que él. La negra bandera que adornaba el palo mayor tenía una rosa blanca jalonada por dos petirrojos. Nadie de entre la tripulación cobijada en el peñón conocía la procedencia de aquel barco ni sus intenciones, aunque todos aceptaron gustosos la ayuda que les ofrecieron las tripulantes del “Tormenta”. Al llegar a puerto, Alfredo se preguntó si volvería a ver en alguna ocasión a Irina, la capitana del barco. Y lo hizo, es más, la acompañó en un viaje a través del fin del mundo que casi les costó la propia vida y puede que uniese su corazón para toda la eternidad, aunque esa es otra historia y deberá ser contada en otra ocasión.
Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...