La historia de Tomás


Erase una vez, un niño llamado Tomás que vivía con sus padres, Pepe y María, en una hermosa casa en el centro del bosque. Vivía allí porque su padre era guarda del bosque; tenía que mantenerlo siempre limpio y dar de comer a las ardillas y pajarillos que vivían en los árboles.

Tomás era un niño muy solitario, pues solo le gustaba jugar con los animales del bosque, con las piedras, con la tierra …, pero nunca jugaba con ningún niño, pues cuando alguno se le acercaba le decía gritando: ¡Déjame en Paz, fuera de aquí!, por eso no tenía amigos.

Un día estaba Tomás mirando por la ventana de su habitación y se posó sobre ella una preciosa paloma blanca que llevaba en el pico un pequeño papel enrollado. La paloma movía la cabeza hacia delante para darle el papel a Tomás, y éste lo cogió y lo abrió; en el papel ponía: “Soy la paloma de la PAZ, hazme caso y verás”.

A Tomás le extrañó mucho lo que había ocurrido, pero pensó que, seguramente sería una broma que le gastó su madre o algún compañero de clase, pues no se llevaba bien con ninguno.

Al día siguiente, fue a clase como de costumbre, sólo y sin saludar a nadie. Pero cuando salió al recreo le ocurrió algo muy extraño, un niño se le acercó y le dijo si podía jugar a cazar hormigas. ¡Qué raro era eso!, hacía años que ningún niño se dirigía a él. Entonces pensó: ¿Esto será cosa de la Paloma de la PAZ?, y por si era ella, Tomás le dijo que vale, y estuvieron
toda la mañana jugando juntos.

Al otro día, Tomás se asomó de nuevo a la ventana y al momento volvió a venir la paloma; llevaba otro papel en el pico que decía: ¡Muy bien Tomás, sigue así y alcanzarás la PAZ y la Felicidad!. Tomás supo en ese momento que lo que le ocurrió el día anterior sí fue cosa de la paloma de la PAZ.

Se fue al colegio, y cuando estaba jugando con su único amigo, se les acercó una niña y les dijo si querían irse con ella y sus amigos a jugar al escondite. ¿Vamos Tomás?, le preguntó su único amigo. Algo en su corazón le dijo a Tomás que si decía que sí, su vida aburrida y solitaria cambiaría, viviría en Paz y sería mucho más feliz. ¡Sííííí, vamos!, contestó Tomás muy contento, y ese día se hizo muchos amigos.

Cuando llegó a su casa e iba a acostarse a dormir se asomó por la ventana y dijo mirando al cielo: ¡Gracias palomita de la PAZ, has cambiado mi vida!. Al minuto tenía la paloma en su mano con otro papel en el pico que decía: ¡Muy bien Tomás, lo has conseguido, sigue así y serás muy feliz!

Desde aquél día Tomás se hizo amigo de todos los niños de su clase, y todas las noches recordaba con cariño a la paloma de la PAZ.

Y colorido colorado, este cuento sobre la PAZ se ha acabado.


Isabel Caracena Rabasco
Colegio Público Pascual Andreu de Almoradí - 2º A
Ganadora Cuento para la Paz



Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...