2ª Clase de nuestro Taller de Cuento

Bien, pequeños escritorzuelos y cuenteros oficiosos. Seguro que ya os habrán contado por ahí que para hacer un buen cuento hay que seguir tres pasos básicos. Primero un planteamiento, después un nudo y para acabar, un buen desenlace ¿verdad?

Pues bien, eso es cierto, pero estoy seguro de que pocas veces os habrán contado qué es cada cosa… así que lo vamos a contar nosotros hoy, con un ejemplo directo. Os vamos a contar la historia del gusano de colores.

Vamos a estructurar un cuento...

El gusano de colores

Para empezar el Planteamiento, que es donde se nos presenta al personaje, se nos describe cómo es y, en la mayoría de las ocasiones se nos dice dónde o cómo vive… vamos a ver.

Érase una vez un gusano de colores. Fermín, era un gusano feliz, glotón y revoltoso que vivía al pie de un castaño de hojas frondosas y relucientes.

Hasta aquí el planteamiento. Sabemos que hay un gusano que se llama Fermín que es de colores y que vive bajo un árbol.

A ver, sigamos con el Nudo. Aquí se nos muestran las aventuras y desventuras de nuestro protagonista, de Fermín, qué le pasa y cómo lo soluciona. Muchas veces se trata de un problema que debe resolver y cómo lo resuelve. Vamos allá

Fermín vivía con su madre, Filomena, que también era una gusana de colores casi tan revoltosa como su hijo. Filomena salió un día a dar una vuelta, pero no volvió a casa y Fermín, muy asustado, decidió ir a buscar a su madre. En el viaje vivió mil aventuras diferentes, se enfrentó a un terrible gorrión, conoció a una mosca bienintencionada y combatió al ejército de las hormigas rojas en compañía de unas valerosas hormigas negras. Aunque finalmente encontró a su mamá debajo de una hoja marchita.

Aquí tenéis el nudo, aunque os lo hayamos resumido mucho, aquí os podríais alargar cuanto quisierais, contando cómo son las hormigas rojas y las negras, por qué están enfrentadas. Podrías contar cómo se conocieron la mosca y Fermín, el camino que lleva al gusano hasta su madre... lo que quisierais contar.

Y vamos con el Desenlace, eso es lo mejor de los cuentos, el final de la historia, cómo acaban los buenos cuentos. En este caso de Fermín y Filomena es un final feliz, aunque todo puede ocurrir en un cuento. Los finales pueden ser tristes o felices, al gusto del escritor.

El valiente gusano de colores y su mamá regresaron a casa tras ser condecorados por su valentía en la guerra con las hormigas rojas, llevaron con ellos a Margarita, la mosca audaz y fueron felices para siempre al pie de su castaño.

Fin.

Y hasta aquí la segunda clase de nuestro Taller de Cuento... a ver si con esto os ayudamos a escribir y os animamos a enviarnos vuestros estupendos cuentos. Hasta la semana que viene.
Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...