Viaja con las nubes...


En el medio de un cielo azul había una nube muy jovencita, regordeta, blanquísima, que tenía muchas ganas de pasear por los mundos, de conocer un poco esos lugares tan lejanos que hay por todos esos cuadraditos de abajo.

Se puso a llamar a su amigo:

-Vieeeeento, veeeen -dijo con la voz más fuerte que pudo.

Al ratito vino el viento alegremente, dando mil vueltas y preguntándole qué quería. La fue soplando arremolinadamente, divirtiéndose mucho, ya que parecía que la estaba centrifugando.

-¡Así no! ¡Que me mareas! -Le dijo la nube al viento.

Y cuando las nubes se marean, llueven. Empezó a llover como loca, la pobre. Tanto, que terminó siendo un pequeño lago. Estaba bastante enojada la nubecita, porque además de haberse mareado ahora estaba anclada a la tierra en forma líquida, no podía moverse más de ahí. Empezó a hacer muchas olitas, a hacer olas grandotas que volvían otra vez a reunirse con el resto del agua. Tanto se agitó que se agotó y empezó a transpirar a chorros. Además con el calor del suelo se había vuelto al cielo tan blanca, gordita y joven como era.

-Buf, buena me la hizo ese viento loco -dijo, sacudiéndose un poco.

Decidió que mejor se las arreglaba solita para moverse por su cuenta, hizo plaf y le salieron dos patitas, después hizo plif y le salieron dos bracitos. Así podría caminar y agarrar cosas si quería. Por uno de aquellos horizontes había una lluvia con sol, hacia allí se dirigió, alegre y feliz. Cuando llegó pidió permiso para pasar entre las nubes, que estaban contándose toda clase de historias, chismes y bromas. Cómo se divirtió cuando vio el arco iris, se acercó a él y empezaron a hablar.

-Hola nubecita ¿quieres deslizarte por algún color mío? -Le preguntó muy amable el arco iris.
-¡Huy, sí! ¡Me encantaría! Pero... ¿no me voy a caer? ¿No me voy a hacer daño? -Le dijo la nubecita.
-No. Te agarras bien del color y después te dejas llevar por este hasta el suelo. Pero ten cuidado con el aterrizaje -le advirtió el arco iris.

Se sentó sobre el rojo, le parecía un color de lo más raro y divertido, tanto azul por todos lados era ya suficiente para ella, se agarró fuerte.

-A la una... a las dos... a lasss tresss... -dijo la nubecita, deslizándose muy rápidamente hacia abajo.

Iba muy rápido. Ya le estaba ardiendo un poquito el trasero de tanto bajar... al ver que casi se terminaba la bajada no sabía muy bien qué hacer... entre tanto pensar se le acabó el arco iris e hizo pum-pum-pum contra el suelo, diciendo tres fortísimos ¡Ay, ay, ay!

Mientras iba subiendo camino al cielo, se frotaba el trasero y le agradecía al arco iris.

Un poco más allá se oían unos truenos, al llegar a ese lugar, la nubecita encontró a unas cuantas nubes grandotas, gordas y muy mayores, que estaban probando puntería con los relámpagos. Las observó cómo lo hacían y le divertía mucho, así que les pidió que si podía probar ella también. Se rieron mucho todas, diciéndole que ella era muy blanquita, chiquitita y joven para hacer eso. Se juntaron dos y tiraron un relámpago tremendo, haciendo mucho zig-zag y mucho trua-aaaaaam.

La chiqitita se sentía más chiquitita todavía y se fue poniendo un poquito gris. Sacó un relámpago y lo tiró con fuerza, tanto que se quedó dando vueltas como un trompo, pero el ruido fue un tímido trua-aaa.

Las nubes grandes se pusieron a cada lado de la nubecita y la ayudaron a tirar el relámpago más largo, zigzagueante y ruidoso de esa tarde.

¡Qué contenta estaba!



Ángela García Horcajo
CP Virgen de la Nueva
San Martín de Valdeiglesias
Clase de 5ºB

Cuento ganador concurso El reino perdido de Menudo Castillo
Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...