Cuentos de Laura

INGLATERRA

Erase una vez una niña que se llamaba Emma, que tenía los ojos azules claritos y el pelo de color rojizo. Era simpática, guapa, lista y amable. Vivía en Inglaterra. Había que ir a visitarla a Inglaterra en avión y se tardaba 2 horas y media. Todos los años yo iba a jugar con Emma y Daniel. Daniel era su hermano más mayor, con 11 años y Emma con 9 años que iba a cumplir 10.

Cuando fuimos nosotras fuimos al colegio de Emma, al Wacky, con Emma y Daniel. Este año fuimos Alba, María, Carmen, Rocío y yo al Wacky. Nos teníamos que levantar a las 8 de la mañana y nos acostábamos a las 10 de la noche.

El sábado fuimos a ver una carrera de caballos. Había mucha gente. A mi hermana Rocío se le cayó la gorra dónde corrían los caballos y la cogimos con un paraguas. Hicimos un picnic y estaba todo muy rico. Casi todos los días jugábamos un partido de futbol: Carmen y Daniel contra Rocío, Emma, Alba, María y yo. El equipo de Carmen y Daniel se llamaba “LOS QUESOS”, el de Rocío, Alba, etc. nos llamábamos “LOS BORRACHOS”.

El domingo comimos en el parque unas pizzas. Después nos fuimos a ver la película de Shred. El jueves nos volvimos a España.

Me lo pasé chupi piruli. Este cuento se ha acabado.


LOS ZOMBIS

Erase una vez un chico que se llamaba Pepe. Tenía 18 años, los ojos marrones, el pelo de color rubio, los pelos de los brazos, axilas y piernas de color rubio. Tenía un piercing en la tripa, de color rosa claro con forma de estrella, uno en la oreja, plateado y uno en la lengua de color rosa oscuro. Un día iba al colegio en coche con su madre, se saltaron un semáforo por la culpa de Pepe que llegaba tarde al colegio y la madre de Pepe al trabajo. Entonces Pepe se mató y la madre, Pepa, se rompió la clavícula. La madre se puso a llorar. Se la llevaron al hospital.

El padre se llamaba Pepo y no sabía lo que había pasado. Llamó a su mujer y la mujer le dijo que estaba en el hospital. Fue a hablar con Pepa y le preguntó dónde estaba Pepe: “Se ha muerto en un accidente y le han enterrado. Vamos a ver a nuestro hijo Pepe.” Los dos, Pepa y Pepo se pusieron a llorar.

Por la noche, Pepe se levantó y salió de la tumba, empezó a andar pero se cayó y sonó ¡Puffff!, se fue a su casa y vio a Pepa y a Pepo y les abrazó, pero ellos no le abrazaron.

Por el día se fue a la tumba.

El miércoles salió de la tumba, le robó a su madre y a su padre el dinero. El padre iba a ir al baño y vio a su hijo robando el dinero de Pepa pero Pepe no se acordaba de ellos.

El jueves fue a otra casa que era la de su mejor amigo pero no le conoció. Se conocían desde la guardería. No se acordaba de nada porque llevaba dos meses en la tumba.

Le robó a un niño que se llamaba Choricillo, a la madre Choricilla y al padre Pintilín. Los padres se pusieron a llorar.

En la tumba Pepe estaba con el niño, que se llamaba Choricillo porque le había matado y con muchísimas joyas. Casi le pilla un policía y nunca jamás lo volvió a hacer otra vez porque por un pelo casi le pilla la policita.

Este cuento se ha acabado.
Share on Google Plus

Bienvenidos a MENUDO CASTILLO

Menudo Castillo es un proyecto de animación a la Literatura y a la Curiosad que no para de crecer y que utiliza los libros, el arte y la cultura en general para que los más pequeños de la casa comprendan que todo esto es mucho más divertido de lo que siempre les han contado. ¿Te quedas un rato con nosotros? Las puertas del Castillo están abiertas, aprovecha.

Escúchanos en el 107.3, el 107.8 y/o el 107.9 si estás en la Sierra Oeste de Madrid o en sus alrededores y en www.radio21.es si estás en cualquier otro rincón del mundo

Puedes también descargar todos nuestros programas en IVOOX.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...